El Ministerio de la  Mujer, discrimina.

El Ministerio de la  Mujer, discrimina.

 

 

Por Venecia Joaquín

 

Están abogando por eliminar el Ministerio de la Mujer. Estoy de acuerdo. En 1999, cuando planeaban establecerlo, hice público  el  artículo “La Secretaria de la Mujer, discrimina”.  Me permito recordarlo.

Desde hace mucho un grupo de feministas viene abogando porque se cree la Secretaria de Estado de la Mujer. No estoy de acuerdo. Es innecesario y deformante. La mujer y el hombre son seres humanos. La tendencia debe ser que trabajen juntos, teniendo los mismos derechos y obligaciones.

Con la globalización, las naciones  se esfuerzan por el intercambio de ideas, productos, etc. para aliviar la carga de la humanidad. Esa política traza la dirección de lo que debería estar sucediendo en los pueblos y sobretodo en el núcleo familiar.  El hombre, la mujer, los padres e hijos deben estrechar los lazos, buscar puntos de coincidencias, trabajar en un plano de igualdad y respeto. A ninguna sociedad le conviene dividirlos.

El peor error que podemos cometer las mujeres es querer una institución exclusivamente para atender nuestros asuntos. Nuestros asuntos son de los hombres, maridos, hermanos, niños, ancianos e hijos. Una Secretaria de la Mujer es un atentado a la integridad familiar. Es otra forma de discriminar. Se tendría que crear la de los hombres y estaríamos fomentando actividades paralelas. Además, es una estructura burocrática costosa.  

¿A quien beneficiaria la Secretaria de la Mujer? A las feministas que lo dirijan. Tendrían altos salarios, viajes, escenarios para teorizar. El gobierno se quitaría la presión que le ejercen. Los resultados serian, por ejemplo, aprueban el 40%  de cargos  para mujeres y en la practica llegan al 10%; las mujeres votando separadas de los hombres  y educando los varones con funciones diferentes a las hembras, etc.

Creo que no deberíamos distraer al gobierno con  planteamientos de esa naturaleza. El hombre y la mujer lo que necesitan son mecanismos para unir la familia, para que trabajen en equipo y puedan salir airosos de los retos del diario vivir.

La clave es fortalecer la educación y la familia. Combatiendo el analfabetismo, los antivalores, disciplinando, la mujer  se incorporará a todos los niveles sin tener que establecer una estructura que la aísle; sin denigrarse, aceptando como  gran logro que le asignen un porcentaje. El caso no es de forma sino el fondo. Confío en que poco a poco, la mujer con su sensibilidad y capacidad, tomara posesión de su espacio. Desde ahí, junto al hombre, trabajará por una sociedad justa, equilibrada, humana.

Una Secretaria de la Mujer es dar `pasos hacia atrás para complacer y  beneficiar  un grupo. Prefiero una Secretaria de Estado de la Familia. Un proyecto integrado hombre-mujer que abogue por preservar el matrimonio, la familia; enseñe a realizar labores conjuntas; proporcione herramientas para rescatar los hijos del vicio, impedir la delincuencia; que promueva principios éticos de respeto y consideración; que facilite y apoye proyectos de pequeñas empresas e iniciativas  de la familia ¡ Que una la familia!

Es mejor una Secretaria de la Familia que labore  en coordinación con las demás dependencias del Estado para fomentar la educación y desarrollo integral  del hogar y del pueblo. Los problemas sociales deben enfocarse y combatirse con la participación tanto del hombre como de la mujer, para que en el proceso se unan mas, aprendan, desarrollen y se  beneficie la sociedad.  

¡Gracias, Odebrecht!

¡Gracias, Odebrecht!

Por Venecia Joaquín\

Desde la mecedora de mi abuelo, me he puesto a reflexionar sobre Odebrecht. Es una constructora de grandes y millonarias obras a nivel mundial. Sin embargo,  su aporte mas trascendental a la humanidad, parece que terminará siendo el señalar  lideres y   funcionarios gubernamentales corruptos, de los países donde ha estado trabajando. Ha actuado como una linterna que ilumina dentro del sistema, descubriendo  putrefactos de alto nivel y poniendo en “jaque mate” a la justicia, a las altas cortes, que los blindan. ¡Tremenda ayuda a estas naciones!

Gracias a Odebrecht sabemos quien es quien en muchos países latinoamericanos. Tomando en cuenta los avances de datos y acciones de otras naciones, se llega  a la conclusión de que  por fin  la derecha y la izquierda política se han puesto de acuerdo: ambas se corrompen y pudren, sobornan y se dejan sobornar,  roban a sus pueblos y  engañan. Todo parece indicar  que de los presidentes y expresidentes latinoamericano y sus allegados,  quedarán pocos sin que el fango los arrope. ¡Todas  las corrientes políticas están perdiendo los valores cívicos y morales!.

Es triste llegar a la conclusión, de que  la llegada de Odebrecht a cualquier nación, podría resultar siendo una bendición. Basta seguirla para descubrir los focos de corrupción, el pus,  en las esferas políticas de  los países.  Va directo hacia los funcionarios o colaboradores cercanos  que tienen capacidad de decidir  sobre los grandes contratos. Llega forrada de dinero.  Les abre, no un maletín sino la represa hacia un mar de millones. El método es infalible,… la tentación es aplastante, los débiles y ambiciosos caen rendidos.

El gran servicio  de Odebrecht a las naciones es que donde llega  destapa las cloacas. La población tiene una magnifica oportunidad de limpiar el fango vertido por los gobernantes que olvidan el bienestar del pueblo, de crear nuevos líderes, ¡Volver a empezar!  Estamos atentos a nuestro visionario Presidente  y  su repetida promesa  de “hacer lo que nunca se ha hecho”. Si sale ileso  y procede a actuar defendiendo la nación, seré la primera en aplaudirlo, pero si  sale enlodado, la frustración será irreparable.

Por otro lado,  si la avalancha llegara a arrasar con todo  el fango y desenmascara los políticos corruptos, jueces comerciantes y sin escrúpulos, a los abogados, industriales, religiosos cómplices del desastre y a  los periodistas que han vendido su vergüenza, alabaré a Dios con entusiasmo,  por darnos la oportunidad de reinventar la RD , como la soñaron los Padres de la Patria; por  convertir las malas acciones de Odebrecht en eficaz herramienta destapadora de cloacas;  de   limpiar la inmundicia humana  y encaminar los esfuerzos al rescate de la seguridad, la justicia social  y combate de la impunidad; por la oportunidad de recuperar la sonrisa, alegría y fe del dominicano.

Si las actuaciones  de Odebrecht nos ayudan a eliminar  la clase política podrida y  meter a la cárcel bandidos de cuello blanco, desde mi ventana gritaré ¡Gracias Odebrecht, grandioso trabajo ha realizado por nuestra patria!..

Pienso que si las intensiones de las autoridades  son adecentar la sociedad,  no deberían hacer énfasis solo en que Odebrecht devuelva lo sobrevaluado, sino en castigar los sobornados.  La juventud necesita ¡urgentemente! lecciones ejemplares, señales de que el trabajo honesto es lo máximo, enaltece.

Indiscutiblemente, el camino mas fácil  es concentrar la ira en Odebrecht,  encubriendo corruptos y anestesiando al pueblo, en lugar de  actuar con firmeza y coraje, contra los  vende patria, quienes olvidando al pueblo y abusando del poder, dan lecciones negativas por doquier.

¡Me avergüenza  la debilidad de nuestros dirigentes!  Algo debemos hacer. ! Gracias, Odebrecht, por ponerlos al descubierto! Ese servicio, no tiene precio.

LAS SUFRAGISTAS DE LA A A LA Z-CONTINUACION

LAS SUFRAGISTAS DE LA A A LA Z-CONTINUACION

Por Ilonka Nacidit Perdomo

[A]

ABIGAIL MEJÍA

Amada Nivar de Pittaluga. Representante de AFD en San Francisco de Macorís.

ABIGAIL COISCOU PIMENTEL

ACACIA DE REYES

ADELINA H. DE HERRERO

AGUEDITA FÉLIX

AÍDA RODRÍGUEZ P.

AÍDA TAVÁREZ

ALEYDA PERDOMO

ALICIA RAMÓN D.

ALTAGRACIA DE DRAIBY

ALTAGRACIA [TATÁ] DEL MONTE DE GAUTREAUX

ALTRAGRACIA OLMOS

ALTAGRACIA [TATÁ] PERDOMO

ALTAGRACIA PIMENTEL

ALTAGRACIA TRONCOSO S.

ALTAGRACIA RUÍZ DE NOBOA

AMADA NIVAR DE PITTALUGA

AMALIA AYBAR VDA. DESANGLES

Ana Teresa Paradas, Sufragista. Primera abogada de la República Dominicana

AMALIA MIESES G.

AMINTA DE FRÍAS

AMÉRICA CABRAL

AMÉRICA PIÑA

AMPARO ROLDÁN

ANA ANGÉLICA BILLINI

ANA J. BOURGET

ANA JOSEFA JIMÉNEZ

ANA JOSEFA PUELLO

ANA LUISA AQUINO

ANA TERESA PARADAS

ANA PATRIA BÁEZ

ANA ROSA CABRAL

ANDREA MORATÓ DE EGEA

ÁNGELA M. DE LOS SANTOS NOBOA

ANGÉLICA ABREU DE BÉNITEZ

Andrea Morotó de Egea, Delegada de la Capital a la Primera Reunión Nacional de AFD, el 15 de mayo de 1932

ANGELINA B. DE HERRERA

ANTERA DE LOCKWARD

ARGENTINA MONTÁS

ARMIDA GARCÍA DE CONTRERAS

ATALA CABRAL

ATALA GUERRA

ATENAS RICHIEZ

AUREA BLANDINO

AYDA CARTAGENA PORTALATÍN

AYDA M. TAVAREZ

[B]

BENZ DE JIMÉNEZ

BLANCA FRÍAS

BLANCA MEJÍA DE DUELO

BLANCA ORTORI

Angélica Abreu de Benítez, Representante de la Junta Provincial de Santo Domingo de AFD

[C]

CARBONEL DE PEREYRA

CARMEN ELENA GALVÁN

CARMEN DE FIGUEREO

CARMEN ELOÍSA RAVELO DE LA FUENTE

CARMEN GONZÁLEZ DE PEYNADO

CARMEN LARA FERNÁNDEZ

CARMEN RODRÍGUEZ D.

CARMELA VDA. SÁNCHEZ

CARMELITA S. DE ACEVEDO

CARMENCITA GONZÁLEZ

CARMITA LANDESTOY

CASIMIRA HEUREAUX

CEFARINA AQUINO

CELESTE A. CABRAL

CELESTE RAMÍREZ

Argentina Montás, Sufragista.

CELESTE WOSS Y GIL

CELESTINA PAVÓN

CLARA SACO

CLEMENTINA HENRÍQUEZ

CLOTILDE SALAZAR

CONCEPCIÓN GÓMEZ

CONSUELO ALMÓDOVAR

CONSUELO BERNARDINO

CONSUELO G. DE IMBERT

CONSUELO GONZÁLEZ SUERO

CONSUELO MIESES

CONSUELO MONTALVO DE FRÍAS

CONSUELO MUÑIZ DE MOLINUEVO

CONSUELO NIVAR

CONSUELO RAMÍREZ

CRISTINA CALDERÓN

Carmen González de Peynado, Sufragista. Autora del Día del Árbol.

CRUZ PEÑA

 

[CH]

CHANA DE HENRÍQUEZ

 

[D]

DALILA PEÑA

DELIA WEBER

DELMIRA PAPPATERRA

DELTA GUTIÉRREZ

DOLORES ALARDO DE MORILLO

DOLORES BERNAL DE BRACHE

DOLORES BOBADILLA

DOLORES [LOLITA] PATIÑO DE GÓMEZ

DORA E. VÁSQUEZ

Carmen Lara Fernández, Sufragista. Autora de Historia del Feminismo Dominicano.

[E]

ELERCIA MORALES

ELILA MENA

ELOÍSA L. HEREDIA C.

ELPIDIA GAUTIER

EMILIA MARTÍNEZ

ENCARNACIÓN C. DE CASTILLO

ENRIQUETA T. LAMARCHE

ERCILIA O. VDA. PASTOR

ERCILIA PEPÍN

ERNESTINA PEGUERO

ESTELA DE CASTRO

ESTELA HEREDIA

EVA MARÍA PELLERANO

EVANGELINA RODRÍGUEZ

EULALIA DURÁN DE HERNANDO

 

Carmita Landestoy, Sufragista. Segunda Vocal de la Mesa Electoral No. 4-A. Elecciones generales, 1942

[F]

FELICITA GUZMÁN

FELICITA MARTÍNEZ

FLÉRIDA GARCÍA HENRÍQUEZ DE NOLASCO

FLÉRIDA M. SOTO

FLORALBA BENCOSME

FLOR DE MARÍA DE ÁVILA

FLOR DE MARÍA PELLERANO

FLOR DE ORO DEL CASTILLO

FLORIPE MIESES VDA. CARBONEL

 

[G]

GENARITA CAVALLO

GENOVEVA M. LARA

GLADYS DE LOS SANTOS NOBOA

GLADYS NIVAR LEÓN

Celeste Woss y Gil. Sufragista. Sustituta del Presidente de la Mesa Electoral No. 1-A. Elecciones generales, 1942

GLORIA LEDESMA

GLORIA G. DE RODRÍGUEZ

GRACIELA REY

GRACIOSA CABRAL

 

[H]

HADALINDA SÁNCHEZ

HEMMA APONTE

 

[I]

INOCENCIA MOTA M.

IRIS RUIZ DE NADAL

ISABEL AMECHEZURRA DE PELLERANO

ISABEL DE CASTRO

ISABEL EMILIA MOREL DE GOICO

ISABEL GILBERT

ISABEL L. CUELLO

Consuelo Montalvo de Frías. Subdirectora de la Junta Provincial de la AFD en San Pedro de Macorís.

ISABEL MAYER

ISABEL VALVERDE

 

[J]

JOSEFA AMIAMA

JOSEFA GARNES

JOSEFA HEREDIA

JOSEFA HERNÁNDEZ

JOSEFA OCTAVIA [LOLI] M. [MORETA] DE PERDOMO

JOSEFA SÁNCHEZ DE GÓNZALEZ

JOSEFINA [FIFA] MASCARÓ

JUANA A. REGALADO

JUANA GÓMEZ DE DURÁN

JUANA SANTOS

JUANITA PICHARDO ARISTAZÁBAL

JUSTA M. COLÓN

Delia Weber, Sufragista. Continuadora de la obra de Abigail Mejía. Sustituta del Presidente de la Mesa Electoral No. 4-A. Elecciones de 1942.

[L]

LAURA GERALDINO

LEONOR MARTÍNEZ

LEONOR M. FELTZ

LIDIA MENA

LIVIA VELOZ

LOLITA MARTÍNEZ

LUISA FÉLIX

LUISA GARCÍA OBREGÓN

LUISA JIMÉNEZ DE CASADO

LUISA PUELLO

LUZ E. DE QUEZADA

LUZ M. MAINARDI

LUZ TOLENTINO

 

[M]

Elila Mena, Sufragista.

MARGARITA DE MEARS

MARGARITA DESCHAMPS

MARGARITA [MARGOT] M. DE GILBERT

MARGARITA PEYNADO

MARÍA C. DE PICHARDO

MARÍA LLADÓ DE TIÓ

MARÍA DUVAL

MARÍA ENCARNACIÓN

MARÍA ESTELA SALAZAR

MARÍA JOSEFA GÓMEZ

MARÍA ISMENA CASTILLO

MARÍA LÓPEZ

MARÍA LUISA ALEMANY

MARÍA PATÍN PICHARDO

MARÍA PERALTA MOYA

MARÍA RODRÍGUEZ

Elpidia Gautier, Sufragista, Primera de izquierda a derecha sentada.

MARÍA S. COLLADO

MARÍA SOLER

MARÍA V. DE LA CRUZ

MARICUSA MERCADO

MARINA COISCOU PIMENTEL

MARTHA MARÍA LAMARCHE

MELANIA THEVENIN

MÉLIDA MORALES VDA. DEL CASTILLO

MERCEDES BATISTA

MERCEDES CLOTILDE SALAZAR

MERCEDES DE CASTRO

MERCEDES DE SANTAMARÍA

MERCEDES LAURA AGUIAR

MERCEDES LUISA VDA. RÍOS

MERCEDES M. AMIAMA BLANDINO

MERCEDES ROJAS

MERCEDES SÁNCHEZ

Enriqueta T. de Lamarche, Secretaria Provincial de AFD en el Seybo.

MERCEDES SANTAMARÍA

MERCEDES SOTO

MERCEDES TEJADA DE VENTURA

MERCEDES YUQUET

MICAELA ECHENIQUE VDA. GARCÍA

MILADY FÉLIX MIRANDA

MINERVA BERNARDINO

 

[N]

NIEVES DE PEREYRA

NINÓN LAPEIRETA PICHARDO

 

[O]

OFELIA MEJÍA

OFELIA VELOZ

OLIVA PICHARDO DEL CAMPO

Ercilia Pepín. Fundadora de la Junta Provincial de la Acción Feminista Dominicana en Santiago. Civilista y patriota

ONANEY SÁNCHEZ DE GUERRA

ONEI MAÑÓN

ORFELINA VICENS DE LEÓN

OZEMA DE VELOZ

 

[P]

PATRIA MELLA DELMONTE

PAQUITA HERRERO

PAQUITA MARTÍNEZ

PETRONILA ANGÉLICA GÓMEZ

PILAR CONSTANZO DE MAÑÓN

PILAR GÓMEZ

POUPPÉ SOLER DE MOLINARE

PROVIDENCIA FANDUIZ

PURA PELLERANO A.

 

[R]

Esthervina Matos, Sufragista. Alumana de Abigail Mejía.

RAFAELA A. LUNA

RAMONA S. DE LÓPEZ

RHINA ESPAILLAT

ROSA A. ABAD

ROSA AURORA MIRANDA

ROSA CELIA DELMONTE

ROSA OLIVA CADET

ROSARIO RODRÍGUEZ

ROSA SMESTER

ROSITA TAVÁREZ

 

[S]

SEBASTIANA SEPÚLVEDA

SERVIA RUIZ DE RODRÍGUEZ

SILVERIA RODRÍGUEZ CASTELLANOS

SOFÍA OLIVA

Evangelina Rodríguez, Sufragista. Primera Médica de la República Dominicana.

 

[T]

THELMA DE HERNÁNDEZ DE FRANCO

THELMA FRÍAS DE MONTALVO

 

[V]

VICTORIA DE CASTRO

VICTORIA SOFÍA OLIVA

VIOLETA RAMÍREZ

VIRGINIA DE RODRÍGUEZ

[U]

URANIA MONTÁS

Floripez Mieses Vda. Carbonel, Representante de la Junta Provincial de Santo Domingo de AFD

 

[Z]

ZAIDA MONTÁS [2]

 

NOTAS

[1] En la página 27 del libro de Livia Veloz Historia del Feminismo en la República Dominicana (Santo Domingo: s/n, 1972), aparece consignado el nombre de mi abuela Josefa Octavia, Maestra Normal, conocida y estimada por sus colegas y sus discípulos con el apodo de «Doña Lolí», como dirigente de la Junta Provincial de Acción Feminista Dominicana (AFD) en Barahona, en la época en que ella laboraba con Patria Mella del Monte, junto a «Genarita Cavallo (Directora), Ozema de Veloz (Subdirectora), Isabel L. Cuello (Secretaria), Loli M. de Perdomo (Tesorera), Br. María Duval, Cruz Peña, Nieves de Pereyra, Aguedita Félix (Sub-Junta de Enriquillo), Dora. E. Vásquez (Vocal), Flor de María de Ávila (Vocal), Josefa Garnes (Vocal), Graciela Rey (Vocal)».

«Doña Lolí» (1910-1999, mi abuela, fue de las Maestras Normales que desafiaron las restricciones que imponía el Estado patriarcal a la emancipación y a la participación política de la mujer; se movilizó y se integró a esta lucha en Barahona, cuando aún esta demarcación no era Provincia, para que el movimiento de Las Sufragistas alcanzara la igualdad de derechos; trabajó por el derecho al voto en un ambiente desfavorable en esa región geográfica enclavada en el sur agreste y olvidado donde transcurría la vida de sus iguales en un ambiente mayormente rural.

Mi abuela creía en la posibilidad reivindicativa de la mujer, en los manifiestos que llamaban a la reflexión crítica. Hizo actividades no remuneradas a principios del siglo XX para encaminar junto a las primeras votantes del 42, la cruzada de la emergencia de la mujer como sujeto político. Trabajó junto a su amiga la Maestra Normal Patria Mella del Monte (1895-1986) en la organización de la Junta Provincial de la Acción Feminista Dominicana (AFD) en Barahona, de la cual fue su Tesorera. Aunque de fe católica, afirmaba estar consciente de que las desigualdades de clases, la discriminación y los privilegios debían abolirse. Ella no actuó solamente desde el ámbito de lo doméstico; fue parte de esa red electoral, de ese ejército de Maestras que de manera voluntaria sensibilizaron a sus iguales para que se desligaran de la pasividad y de la ignorancia.

Gladys de los Santos Noboa. Secretaria General de la AFD, 1931

Es por todo esto, que en mi caso, entendía que tenía que cumplir con ellas, con las de antes, con las del 42. Han transcurrido desde el 16 de mayo de 1942 al presente 75 años de la primera participación política de la mujer en unas elecciones generales, y he recordando la otra historia, la historia “oficial”, la escondida por los historiadores tradicionales. A las 5.25 de la madrugada alojé en mi pensamiento, de manera íntima, no sólo un sentimiento de nostalgia, sino de reflexión por la resistencia y la incomprensión que aun persiste a esta hazaña de mujeres, porque no se reivindica aún como un gran estallido de conciencia los años de lucha que había costado la abolición de la subordinación de la mujer para que emergiera la afirmación de nuestra libertad y de nuestra ciudadanía: el derecho al sufragio.

Por todo esto, escribí sobe ellas, las de antes y las de ahora, proyectando un diálogo entre dos generaciones de mujeres: las del 42 y las del 16, para posibilitar el debate, la crítica y la expresión que trae la palabra del sujeto político, para lograr una equilibrada relación entre los géneros.

En las elecciones generales ordinarias del 16 de mayo de 1942, mi abuela votó con la Cédula No. 18-79 –la cual conservó en mis archivos-, para la cual se le expidió un acta de nacimiento. Había nacido el 30 de mayo de 1910. Era Maestra Normal de Segunda Enseñanza, graduándose en 1943 con la tesis “La Revolución Industrial. El socialismo de Carlos Marx”. Fue profesora de la Escuela Graduada Mixta y de la Escuela Graduada de Varones de Barahona, así como del Instituto Politécnico Loyola de San Cristóbal.

Hija de Gregorio Lluberes Santana (Gollito) y de Eugenia (Nina) Moreta Sánchez (1883-1966). Estaba emparamentada a los García-Lluberes y al historiador José Gabriel García. Su padre Gollito le puso por nombre Octavia en homenaje a una tía suya que vivía en la ciudad Capital. Gollito llevaba las cuentas del Ingenio Barahona. No obstante, la madre de él, no aprobaba su relación con Nina.

Isabel Amechezurra de Pellerano, sexta de izquierda a derecha, Sufragista.

Fue así, como un día –que aún no se consiga en los datos biográficos de mi abuela- que, su padre Gollito se “marchó” de Barahona a caballo, dejando a su compañera Nina de 23 años, una pelirroja, con dos hijos.

Sus dos hijos abandonados a su suerte, producto de su irresponsabilidad paterna, Rafael y Josefa Octavia crecieron al lado de su madre Nina, y bajo el amparo, protección y cariño de su tío materno el Alférez Andrés Moreta, oriundo también de Barahona. Sin embargo, Andrés decide emigrar a San Pedro de Macorís en la época de la bonanza económica de este Distrito Marítimo, para luego mandar a buscar a sus dos hermanas, y sus sobrinos. Empezó a laborar en el Ingenio Central Colón como Tenedor de Libros, y encargado de la paga de los peones, por lo cual tenía que incursionar en los ingenios para efectuar la entrega del salario de los braceros. En momentos de la Ocupación norteamericana, cuando los gavilleros del Sur y del Este se enfrentaban a los invasores, perdió la vida al ser atacado en una emboscada en el ingenio Consuelo. Dejó en la orfandad a su única hija, Altagracia Moreta (Tatita), llamada la «Dama Elegante». Al quedar viuda su esposa, Tía Brígida, mi bisabuela la acogió en su casa también con sus dos hijas. Nina, madre soltera, entonces se hizo cargo de una familia de siete miembros. Tenía que producir. Era Maestra de Primera Enseñanza, y se marchaba el lunes de madrugada y regresaba los viernes en la noche, a caballo, a impartir docencia en las escuelas rurales de La Ciénaga y Paraíso en Barahona.

Cuando sus vástagos Rafael (16 años) y su hija Josefa Octavia (18 años) «Doña Lolí», eran adolescentes su padre, Gregorio Lluberes Santana (Gollito), le envió el reconocimiento de su paternidad, desde La Vega, ciudad donde contrajo nupcias con la Srta. Paxtot. Allí muere muy joven de tuberculosis.

A la edad de cuarenta y ocho años, antes de irse al exilio a Puerto Rico, es cuando mi abuela «Doña Lolí», va a la casa “paterna”. Los García-Lluberes le reclamaron que “cómo no aceptaste el apellido Lluberes que es tan honorable”, al momento de visitarles en la calle Hostos, casi esquina Arzobispo Portes, en un viejo caserón colonial donde residían dos tías jamonas de ella, que no salían a la calle por aquello de la leyenda de Las Vírgenes de Galindo, aún cuando fueran invitadas por el Presidente Ulises Heureaux al Palacio de Borgellá a actividades oficiales.

Mi abuela Lolí, sufragista de vanguardia, le contestó al Dr. Alcides que “si antes no lo necesitó, menos ahora que era una mujer adulta, y había luchado sola, al igual que

Josefina Sánchez de González. Representante de AFD en La Vega.

su madre para criar a sus cinco hijos”. [Ylonka Nacidit-Perdomo].

Isabel Mayer. Directora de la Junta Provincial de la AFD en Montecristi.

Josefa Octavia, Loli, Moreta de Perdomo. Tesorera de la Junta Provincial de la AFD en Barahona.

[2] Presentamos la más amplia lista de los nombres de Las Sufragistas de la A a la Z, logrados hasta el presente identificar, luego de hurgar en documentos de la época, y contactar su participación activa en la conquista de la Ciudadanía y del Derecho al Voto de las Mujeres de la República Dominicana, efemérides de la cual se cumple en este 2017 el 75º Aniversario. Presentamos, además, el rostro de 42 Sufragistas. Esta labor continuará.

Livia Veloz. Delegada de la Capital a la Primera Reunión Nacional de AFD, el 15 de mayo de 1932.

María Patín Pichardo. Representante de la Junta Provincial de AFD en La Vega.

María Rodríguez. Sufragista . Presidenta de la Mesa Electoral No. 13. Voto de Ensayo de 1934.

Marina Coiscou Pimentel, Sufragista. Representante de Acción Femninista Dominicana al Primer Congreso Femenino Dominicano en 1943.

 

Maricusa Mercado, Sufragista

Mercedes Laura Aguiar, Secretaria Provincial de AFD de Santiago.

Ninon Lapeireta Pichardo de Brower, Sufragista.

Ofelia Mejía, Sufragista.

Patria Mella Delmonte. Secretaria Provincial de AFD en Barahona.

Petronila Angélica Gómez. Secretaria de Actas de la Junta Provincial de la AFD en San Pedro de Macorís

Olivia Pichardo Marchena del Campo, Sufragista

Popupe Soler de Molinari, Sufragista.

Rosa Tavárez, Sufragista

Silveria Rodríguez, Delegada de la Capital a la Primera Reunión Nacional de AFD, el 15 de mayo de 1932.

Sofía Oliva. Sufragista. Presidenta de la Mesa Electoral No. 12. Voto de Ensayo de 1934.

Urania Montás, Sufragista. Sustituta del Secretario de la Mesa Electoral No. 6-A. Elecciones generales, 1942.

Reconocimiento de la Comisión Interamericana de Mujeres a Abigail Mejía en su Boletín.

 

 

Las Sufragistas de la A a la Z

Las Sufragistas de la A a la Z

 

Por Ylonka Nacidit Perdomo]

Continúa en:http://bit.ly/2no1nvl

Todo empezó porque la historia “oficial” ha sido un discurso de exclusión, enmarcado en una colección de datos esgrimidos de manera lineal cuando se refiere a la cotidianidad femenina. Todo empezó porque necesitaba interpelar al pasado, desautorizar al canon, romper los ojos de la autoridad masculina, subvertir ese relato oblicuo, tangencial, a veces, privilegiado para ellos, con comentarios que no se discutían en torno a los entramados de sus míticos artificios intelectuales. Todo empezó porque quería arrojar luz, hallar otros imaginarios, resolver el decir de la compleja historia palimpséstica que nos contaban; saber dónde estaban los antecedentes, desmoronar las artimañas de los que nos presentaban de manera fragmentada. Todo empezó porque no creí nacer para que me aislaran en una zona de silencio, ni me mutilaran las cuerdas vocales de la garganta para que no pudiera discutir, o cuestionar al poder.

Continue reading

Mi testimonio

Mi testimonio

Por Alfredo Vargas Caba|

Houston, Texas – Este es mi recuento de lo que vivía dentro de mí, cuando desde adolescente a finales de la década de los 60, salí de República Dominicana a estudiar. Por tal motivo, nunca me he considerado un emigrante aunque formalmente no haya vuelto a residir en el país.

Quizás, mi testimonio sea un aporte para que el país que juntos hemos construido en el último medio siglo, se siga construyendo sobre bases más firmes de cara a los próximos 50 años.

Fui siempre un buen estudiante y fui afortunado en recibir becas que me abrieron las puertas del mundo, cuando Quisqueya salía de un aislamiento impuesto por el devenir de la historia.

Lo primero que constaté cuando con 17 años fui a vivir con una familia americana de Wisconsin, que me acogió por un año como su hijo, fue que mi identidad cultural como dominicano salió fortalecida al compartir valores que mi propia familia dominicana me inculcó.

Aprendí la importancia de haber nacido en el Cibao, hijo de campesinos, cuyos antepasados habían acompañado a los hidalgos que en pleno siglo 16 se aplatanaron en el Valle de la Vega Real, para nunca más surcar la mar hacia otras conquistas o territorios.

Me sorprendí cuando por primera vez leí el Quijote y Quevedo y que entendía muchas palabras arcaicas sin buscar el diccionario, pues aún se usaban en el cibaeño que aprendí siendo niño.

Así, en 1971, cuando Francia me otorga una beca para estudiar Lingüística, en la Sorbona de París, me inquietaba saber cómo en nuestra Isla, habían convivido dos culturas tan diversas como la haitiana, de fuertes raíces africanas, con un barniz de francés, y la de los cibaeños de tradiciones hispánicas.

En 1960, un año antes de la caída de la dictadura trujillista, éramos tres millones de dominicanos. En Santiago, era muy raro ver a un haitiano, ya que en el Cibao no hay, ni había cañaverales.

Conocí a Haití por primera vez, cuando Pan American hacía escala en Puerto Príncipe en ruta hacia Miami.

Fue también regresando a Santo Domingo, un 21 de abril de 1971, que hicimos escala en Haití, y que al ser uno de los primeros en salir del avión, un periodista me pregunta que cómo estaba Puerto Príncipe.

¡Tranquilo! Respondí.

Ignoraba que pocas horas antes había muerto Papá Doc, François Duvalier.

Estudié varios años en el Franco Condado francés, que fue territorio español bajo Carlos Quinto, y visité el Fuerte de Joux donde encarcelaron a Toussaint Louverture, después de rebelarse en Haití.

Observé que la bandera dominicana tiene exactamente el mismo diseño que la de las fuerzas napoleónicas que combatieron a los rebeldes haitianos.

Viviendo en la frontera con Suiza, terminé mudándome a Ginebra, en 1976, para ingresar a la Escuela de Intérpretes, al graduarme de Lingüística en Besanzón, y comenzó una nueva etapa en donde Haití volvería a entrecruzarse con mi vida.

Desde 1974, siendo estudiante, iba con frecuencia a Santo Domingo desde Francia, para incentivar que se hiciera algo de promoción turística en Europa, pues para la incipiente industria dominicana, estos mercados estaban más aptos a desarrollarse que los más cercanos de Estados Unidos.

Sabía que en el país tendría muy escasa audiencia, por lo que me apoyé en mi visión de futuro y mi entusiasmo juvenil, para lanzarme en una misión quijotesca.

Así durante varios años, sin respaldo oficial, recorrí cientos de miles de kms. anuales por toda Europa, promoviendo a Santo Domingo como destino turístico. Con 10 turistas al mes, cubría mis gastos y podía sobrevivir.

Este es el contexto, que enfrentado a la inexistente información que había sobre el país, opté por convencer a las personas a que vinieran de vacaciones y palparan la hospitalidad de los dominicanos.

Siendo un ávido conocedor de la historia patria y universal, sabía que en la medida que nos abriéramos a muchos países extranjeros, menos dependientes seríamos del extranjero y más autónomos localmente.

Nuestra dependencia de los EE. UU. tendría un contrapeso con un turismo europeo que a largo plazo trajera una diversificación de nuestra agricultura y servicios.

En Alemania, Suiza, Europa Central y Escandinavia podía crear una imagen turística de un Caribe Español, ya que en Gran Bretaña o Francia, con sus antiguas colonias, había un turismo bastante desarrollado hacia las Antillas menores.

Fue así que en 1976, se inició un vuelo chárter quincenal de Suiza a Haití y Guadalupe que logré traer a Santo Domingo.

Era el vuelo semanal de SATA de Zurich y Ginebra a Puerto Príncipe y Santo Domingo, que comencé en noviembre de 1977.

En los meses previos, estuve yendo semanalmente de Ginebra a Haití y Santo Domingo para preparar la operación.

Para entonces, el PIB de Haití era similar o algo mayor que el de RD y la industria turística tan embrionaria como la nuestra.

Recuerdo que comencé a promover en Europa, la venta de los terrenos de lo que hoy es Bávaro, a 50¢ el m² y que aún era deshabitado y totalmente virgen.

Habiendo demostrado con esos vuelos que el turismo europeo era real, para 1978, cuando se crea el hoy Ministerio de Turismo, fui llamado para presentar un plan de desarrollo de los mercados turísticos de Europa.

En 1979, me mudé de Suiza a Alemania, para abrir en Fráncfort, la dirección para Europa de Turismo, contando por primera vez en 5 años, con respaldo oficial.

En Alemania, empezamos a promover no solo a la República Dominicana sino también de manera indirecta a Haití y al Caribe en general, como estrategia de crear una red de vuelos directos que eran cruciales para el desarrollo del tráfico turístico.

Tomé la iniciativa en la conquista de Alemania, el mayor emisor de turistas en el mundo, para que en el congreso anual de ASTA en Munich, en 1979, se hiciera un pabellón conjunto con Haití que se utilizó en la Aldea del Caribe en la ITB de Berlín.

En ese entonces, era la industria azucarera y no el turismo, la principal fuente de divisas de la República Dominicana y de muchas islitas caribeñas.

Nuestro enfoque en desarrollar una red de vuelos chárters desde Europa rindió sus dividendos más tarde, en la medida que, a su vez, se descubría la materia prima del destino turístico dominicano: su tradicional hospitalidad, ya que sol y playa, también los había en el resto del Caribe.

La República Dominicana en los ’80 y los ’90, fue la pionera e impulsora en Alemania y Europa Central de que el turismo no sólo se quedara en nuestro país, sino que se repartiera a otras islas. Lo cual requería una colaboración de parte de todos para proyectar una imagen positiva de nuestras identidades y diferencias culturales.

Desafortunadamente en Haití, siguiendo un patrón de desgobierno e inestabilidad que data desde su independencia hasta el presente, lo poco que se logró con los chárters de Suiza, se desmoronó cuando éstos cesaron en 1979.

Ya para mediados de los ’80, a la caída de la dictadura de Baby Doc, el turismo se hizo imposible por la inseguridad reinante.

A finales de los ’80, la República Dominicana se convirtió en el principal eje aéreo desde Alemania al Caribe en general.

Muchos artistas, pintores y artesanos haitianos comenzaron a florecer gracias al turismo dominicano, complementando la variedad cultural de nuestro país.

Además, también llegaron muchos europeos y extranjeros a trabajar legal e ilegalmente en la creciente y pujante industria turística.

A finales de los 90’s, cuando me retiré del mundo turístico europeo promoviendo la República Dominicana, ya eran más de 90 los vuelos que semanalmente venían de toda Europa y más de millón y medio de europeos que vacacionaban en nuestras playas.

Comparado a los 3 vuelos semanales que había desde España y de los 6,000 alemanes, o 60,000 europeos, que llegaban a nuestros aeropuertos en 1979, eso significaba un ingente aumento.

El turismo fue el puente que abrió los mercados europeos a las exportaciones dominicanas y que fuéramos integrados a los esquemas de cooperación y desarrollo que Europa reservaba para el Caribe.

¿Quiénes conocen estos detalles?

Es por eso que con mi testimonio quiero dar constancia que los dominicanos, jóvenes y menos jóvenes, pueden en 2015 visualizar el país que queremos en el 2065 y tomar acción ahora.

Nada nos impide ser el país más próspero y más feliz del Hemisferio. Ya en muchos aspectos nos parecemos a Suiza, país donde viví y cuyas 4 lenguas conozco y hablo.

Suiza deriva mucho de su fuerza del hecho que todos los extranjeros tienen algo que perder, si la atacan.

Hagamos que el mundo reconozca nuestro valor agregado a la estabilidad y prosperidad del Archipiélago y que nos apoye.

En un próximo artículo, compartiré algunas ideas que pudiéramos aplicar.

Mujer persona femenina hembra

Mujer persona femenina hembra

Espacio Azul|Literatura-Ensayo|Por Federico Henriquez y Grateraux

Hace algunos meses me referí en mi programa de televisión a la condición sexuado de la vida humana. Esto es, los seres humanos están instalados en un cuerpo y ese cuerpo es de varón o es de mujer. La condición sexuada de la vida humana tiñe todas las actividades que realizan el hombre y la mujer. No se trata de nada sexual, de nada genital; lo que digo no se refiere a la actividad sexual de la pareja humana.   Julián Marías, el filósofo español , ha escrito un titulado “Antropología metafísica”. Ese libro , traducido ya al inglés, contiene algunos apartados en los cuales se expresa que la razón puede ser femenina o masculina. La razón misma tiene un carácter sexuado. Cuando el hombre y la mujer se asoman a una ventana ven en rigor dos paisajes diferentes, aunque miren hacia el mismo lugar. La mujer organiza jerárquicamente las flores, las plantas, los animales, los sembrados, en una forma radicalmente distinta de cómo los organiza el varón. No se trata de que la inteligencia del varón sea superior a la de la mujer. La mujer puede ser inteligentísima , pero aplica su inteligencia a zonas distintas de la realidad que aquellas donde la aplica el hombre .

Jamás ha habido una mujer que gran matemática , como Vieta, Fermat, o Newton. La belleza de los teoremas emociona de modo distinto al hombre y a la mujer.   El hecho de que dos y dos sean cuatro, tanto para hombres como para las mujeres, no debe desorientarnos con respecto a la condición sexuadas de la inteligencia.

Lo macho y lo hembra son asuntos biológicos. Lo masculino y lo femenino son cuestiones históricas. La idea que el hombre tiene de la feminidad es una construcción histórica . y lo mismo pasa con la idea que la mujer tiene de la masculinidad. La masculino y lo femenino son realidades bipolares que se definen recíprocamente.   Cuando se oscurece esa relación opuesta empieza a andar mal la sexualidad y la psique.

Continue reading

Momentos inolvidables de mi niñez

Momentos inolvidables de mi niñez

Por Francia de Pérez|Experiencia Personal|Diciembre 06, 2014|

Cuando era pequeña me acuerdo como ahora, que tanto para el día del Niño Jesús como para los Santos Reyes, mis hermanos y yo poníamos hierbas debajo de la cama para que nos dejaran regalos, especialmente, el niño Jesús, ya que en Santiago era una tradición. Era de tanta alegría recibir lo que tu le habías pedido a los Reyes, en tu cartita de solicitud que escribíamos y las entregábamos a nuestros padres para que ellos se las hicieran llegar al niño Jesús y a los Reyes Magos que era una ilusión desbordante.

La noche del niño Jesús o sea el 24 de diciembre , y de los Reyes el 6 de enero, que no podíamos dormir esperando su llegada.

El anuncio de la llegada, tanto del niño Jesús y principalmente de los Reyes, venía a través de tus padres o familiar cercano. Era realmente una alegría inconmensurable; abrir los regalos, compartir con tus hermanos y familiares lo que te habían dejado, era sumamente emocionante.

Hoy recuerdo que la mayoría de los regalos que recibí fueron por un lado muñecas : muñecas de trapos y con cabeza de porcelana, muñecas y mas muñecas de todas clases, pero aparte de ellas, siempre pedía jueguitos de cocina y de todas las áreas de la casa. Conservo en mi memoria los rincones de mi humilde hogar, en Santiago, donde en el piso me ponía a armar mi casa de muñecas donde, naturalmente, yo jugaba un papel importante, el papel de ama de casa. Creo que esas son de los pequeños , pero importantes detalles que te pasan en la vida, que te van formando poco a poco.

Creo que nunca cocinaba, sí organizaba y volvía a organizar mi pequeño mundo que convertía en un hogar .

Como un momento, quizás un poco triste, fue descubrir un día, que los Reyes en muchas ocasiones fueron mi hermano mayor y su novia de aquel entonces. Los descubrimos cuando los vimos ubicando los regalos en los diferentes sitios para cada uno de nosotros, porque qué niño o niña no cierra un ojo y abre otro para acechar a los Reyes Magos o a Santiclo, todos esperamos  ese momento de entrada al hogar con el canasto lleno de regalos y los padres diciéndonos , “Niños, niños es hora de irse a la cama, sino, lo Reyes o Santicló no van a pasar por aquí”. Lo mas hermoso de todo esto es que para mi, esos momentos los guardo en mi memoria y en mi corazón, han sido y serán inolvidables y que enriquecieron el resto de mi vida. Los recuerdo con cierta nostalgia a pesar del tiempo transcurrido.

 

 

 

 

Los Símbolos Patrios de República Dominicana

Los Símbolos Patrios de República Dominicana

Por Francia de Pérez]

Los Símbolos  Patrios tienen una gran significación para los pueblos, en el caso nuestro, tanto la Bandera,  el Escudo como el Himno Nacional representa la lucha por la libertad, la independencia de nuestro país de la invasión Haitiana. Es para cada uno de nosotros, como dominicano, la representación más excelsa,  donde se plasma  la  lucha, el coraje, el orgullo, la conquista  y

hasta la  muerte. La muerte  de aquellos que se entregaron de cuerpo y alma a defender un pueblo bajo el yugo de la esclavitud,  para levantarlo, para enfrentarlo a un hecho inminentemente libertador.

Aunque a través de conquistas y fracasos, podemos decir que hemos estado viviendo en una nación libre, naturalmente después de 31 años de dictadura.  A pesar de haber pasado por este  período y vivir en un sistema democrático frágil ,  tenemos un grado favorable  de  oportunidades para  desarrollarnos , educarnos ,  y trabajar, lograr cosas personales ;  dentro de sistema  bastante aceptable como país  subdesarrollado .  Pero al mismo tiempo ,  no contar con instituciones muy fuertes debido  , precisamente ,   al hecho de ser un país del tercer mundo , y un liderazgo político todavía no tan fortalecido ,  eso permite la vulnerabilidad de instituciones que tienen que ver con el desarrollo de la gente, de la juventud ,  del pueblo ; especialmente con las instituciones que manejan la educación . Reflejo de esa  debilidad se manifiesta, precisamente,  en la falta de respeto a nuestros Símbolos Patrios que hace algún tiempo se presenta en
nuestro país. Como ejemplo podemos mencionar que el 27 de Febrero es la celebración del día Nacional de la  Independencia, es
un día en que todos debemos desdoblar nuestras banderas para con ello seguir expresando ese sentimiento patrio  de ser
dominicano . Y enarbolar la proeza de nuestros libertadores.

Los  tiempos modernos,  algunas veces traen consigo cambios de principios, nuevos paradigmas que pueden no ser lo mejor , especialmente para nuestra juventud.  Respecto a  nuestros Símbolos Patrios es muy obvio el desconocimiento del significado de
los mismos y quizás la falta de los educadores de enfatizar en  esta enseñanza,  especialmente en los primeros años de vida
escolar, sin dejar atrás la parte mas importante, el seno familiar, que debería ser un deber de los padres  dar a conocer
el significado, valor y respeto  a los Símbolos Patrios   de nuestro país.

Si se pudiese decir algo a favor de una dictadura, respecto a la actitud ante los mismos, reside en el hecho de que se  rendía hasta cierta veneración a los Símbolos Patrios de nuestra nación , dado que era  prácticamente una obligación  ciudadana enarbolar la bandera en los días de festividad Patria, respetar nuestro himno y escudo  nacional . Podemos señalar que en ese período, por mi experiencia, en donde quiera que se izaba una bandera, se escuchaba las  notas del himno nacional sea dentro de un plantel o desde la calle la gente
reaccionaba de una manera totalmente respetuosa y de inclinación,  como una reverencia ante aquel hecho que nos ha dado la grandeza de ser libres y vivir en una nación eminentemente democrática.

Hoy debemos hacer una revisión de estos valores patrios y cómo los estamos traspasando a las nuevas generaciones.

Tanto los padres como los educadores deben enmendar e iniciar una estrategia educativa hacia  los jóvenes con apoyo de la puesta en práctica de realzar los valores que inminentemente poseen los Símbolos Patrios dentro del seno familiar y la educación pública y privada
de nuestro país Republica Dominicana.

Francia de Pérez

Enlaces relacionados:

http://es.wikipedia.org/wiki/Rep%C3%BAblica_Dominicana#La_.22Era_de_Trujillo.22

http://www.monografias.com/trabajos29/simbolos-dominicana/simbolos-dominicana.shtml

http://www.jmarcano.com/mipais/historia/indepen1.html